Editor’s Choice: Magicka, una aventura irreverente

 

27289

La historia que voy a contarles toma lugar en el pasado. En una época mítica y lejana, que solamente vive en leyendas y mitos, solamente  recordada como: el distante año del 2011. Yo era un adolescente con sobrepeso y sin muchas expectativas de poner mis manos en una de esas lujosas consolas que estaban de moda. Los grandes títulos triple A pasaban volando lejos mío más o menos con la misma indiferencia que le dedicaba a la máquina elíptica de la sala de mi casa. Pasaba mis días moviéndome entre videos de gatos en Youtube y tratando de bajar los animes más nuevos mientras intentaba que alguien me diera más monedas para mi granja en FarmVille.

En palabras de Les Luthiers: “Yo era un infeliz…”

Más, un día, en una de mis tantas correrías por las interminables pasillos de Youtube me encontré algo particular. El trailer de un juego de una compañía sueca llamada Paradox. Uno de esos títulos que usan una cámara aérea y hace parece que a los desarrolladores no les alcanzaba el presupuesto. “Oh, he aquí otro indigno contendiente de Diablo” dije para mis adentros con una sarcástica risa imaginaria mientras me regodeaba en mi ignorancia.

2362733-trailer_magicka_dungeonsgargoylestrailer_20131031

Con el tiempo comencé a ver algunos trailers nuevos para este juego extraño que me prometía magia, aventura, peligro… y humor. En mis años de leer sagas de fantasía nunca me había topado con la premisa de un mundo de fantasía oscura y sangrienta con rastros de buen humor y muchas referencias que me hacían sentir bien cada vez que pensaba “Yo entiendo esa broma”. Entiéndase a esto en libros, en juegos mucho menos, considerando que las referencias que tenía eran juegos como Baldur’s Gate, Icewind Dale, Planescape o Diablo, y quién haya jugado estos juegos sabe que el humor no forma parte de ellos. ¿Se acuerdan del Carnicero del Diablo 1? Si, mis pesadillas también.

Así que un día que mis cosechas virtuales no estaban creciendo lo suficientemente rápido decidí probar este juego que por título tenía: Magicka (si, hasta el título era raro), y lo que encontré me encantó inmediatamente. No era solamente el engañoso simplismo de las animaciones, que ocultaba espectaculares efectos, ni el sentido de satisfacción de hacer llover meteoritos gigantes o hacer explotar a los enemigos con poderes, todo eso ya era más que conocido. Lo que de verdad me enganchó era el humor. “¿Qué humor podrían tener un montón de desarrolladores escandinavos y lampiños?” podrían pensar, pues uno muy inteligente al parecer.

j9dojnpowrwzswbg6ese

Desde las sutiles (y no tan sutiles), referencias a otras series de fantasía como Warhammer o referencias a películas o de cultura pop, el humor era lo que ponía su marca en Magika como lo sangriento y oscuro era para los otros juegos. “¿Toda una amalgama de hechizos para destruir a tus enemigos? No importa, aquí tienes una M16, solo porque podemos ponerla en el juego.” “Los hechizos se pueden disparar en rayos? Por qué no poner una referencia a Ghostbusters y la verdadera razón por la que uno NO cruza los rayos (una pista: explotan).” No es un juego que se tome a sí mismo en serio, ni a sus villanos, ni a sus personajes, es más, probablemente ni la historia. Pero esa irreverencia a la fórmula convencional de los juegos de fantasía es lo que hace que se destaque por su propio mérito. Todas los demás elementos están ahí. Loot, hechizos, sangre, cuerpos explotando, poderes, etc, etc etc, pero amarrado no por una poderosa trama épica (o el intento de una), si no que se salta toda la pretensión y va directo a lo que debería interesarle a todo jugador al final del día: el entretenimiento.

Innovativo, intuitivo, interactivo con el ambiente y el entorno, con cientos de posibles combinaciones de poderes y hechizos que a su vez se pueden combinar con los de otros jugadores. Realmente es toda una experiencia hacer explotar la pantalla entera cuando se cruzan rayos de poderes mientras parece que el monitor está teniendo un ataque epiléptico. Y es que ese es otro punto clave del juego, el multijugador. Porque muchas de las mejores experiencias del juego están sujetas a la modalidad de multijugador (o por lo menos en teoría). Así que sin amigos con los que jugar recurrí a un viejo truco que había aprendido hacía mucho: Si no tiene amigos, encuentralos en internet.

Magicka-1

Así que busqué en foros y sin perder mucho tiempo encontré algunos grupos con los que jugar y perdí cuenta de las horas que invertí en este juego, destruyendo a enemigos y aliados por igual con los poderes que irresponsablemente el juego deja a nuestra disposición. Ahora 4 años después, Paradox ha ampliado el repertorio de Magika, incluyendo varios DLC’s y la secuela Magicka 2. Si les gusta la fantasía, el humor oscuro, irreverente e inteligente, y no les importa un poco de caos a la hora de jugar con amigos, Magika es el juego para ustedes.

 

Esteban Carrión

Esteban Carrión

Editor de The Couch. Filólogo, escritor y cocinero en formación. Jugador de rugby y fan de los RPG's y los RTS.

Recomendado para vos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE