Reseña: Valerian y la ciudad de los mil planetas – Un viaje espacial hacia el pasado

Como amante de la ciencia ficción Valerian y la ciudad de los mil planetas es una película que me sedujo desde su primer trailer y una producción que deseaba amar, después de todo el director es Luc Besson, de la fama de “El Quinto Elemento”. El averiguar posteriormente sobre el cómic francés que sirve de fuente: “Valerian and Laurentine” y como este influenció al mismísimo George Lucas para crear Star Wars, cerró el trato. Valerian y yo íbamos a ser amantes, con todo y Cara Delevingne y sus pobres actuaciones de por medio.

Desgraciadamente la historia resultó en una mala historia de amor, aunque aún mejor que Twilight, de eso no hay duda.

Valerian y la ciudad de los mil planetas es una película de ciencia ficción con alma ochentera filmada en el 2017, el filme está plagado de momentos de vieja escuela, personajes planos y chistes anacrónicos, que suceden en escenarios preciosos, con razas alienígenas interesantes y diversas creadas con lo mejor que puede ofrecer el CGI moderno.

Entre los puntos más fuertes de la película encontramos las escenas de acción, hay varias secuencias sublimes que te hacen saltar del asiento y sobre todo un acto en los momentos iniciales de la película que lleva al espectador por variados escenarios y dimensiones que tiene varios momentos de genialidad y que muestran el gran potencial del universo de Valerian.

La trama principal es también atractiva y aunque no trae nada nuevo al género si es suficientemente buena para mantenerte interesado y con el enigma de qué es lo que va a pasar o cual va a ser la resolución al final. A pesar que la película trata al espectador un poco de idiota remarcando cosas que ya estableció anteriormente como el uso de flashbacks o repeticiones de diálogos innecesarios, haciendo un tanto predecible la historia.

El guion en sí tiene varios problemas, la película no se termina de definir entre una historia seria o una comedia en el espacio, si bien Guardianes de la Galaxia logra hacer las dos cosas, esto es porque es claro desde el inicio o tal vez simplemente porque los chistes funcionan.

El libreto es de una época pasada, donde los malos eran malos porque sí, donde no se pedía complejidad y profundidad y los chistes no eran tan obvios como para que dieran vergüenza ajena, algo que sí sucede en Valerian, al punto que incluso rompen el flujo de la película. Por ejemplo, hay una secuencia que rompe totalmente el ritmo y la trama principal, que dura cerca de 20 minutos que no aporta absolutamente nada a la historia y que parece un chiste hasta que termina con un momento emocional que simplemente no funciona.

Lo que me lleva realmente al problema primordial de la película, sus actores principales. De alguna manera todo lo anterior me parece que pudo haber funcionado con un dúo diferente que pudiera sacar al guion del atolladero. Lo más increíble es que el principal culpable me parece Dane DeHaan como Valerian, increíble porque es en general un buen actor, algo que no se puede decir de Cara Delevingne, que incluso me atrevo a decir que ha mejorado y que pudo haber logrado algo mejor con una pareja diferente.

El problema es que el papel de DeHaan es el del héroe cretino prototipo, donde Harrison Ford brilla como Han Solo y Chris Pratt como Star-Lord, DeHaan falla miserablemente y su actuación deja que desear incluso como héroe de acción. Esto es aún más grave porque la sub trama principal trata sobre su relación amorosa con Laurentine, y la pareja tiene cero química en pantalla. Valerian en lugar de un héroe duro, parece un tipo emo y malcriado que no se merece a la mujer que tiene al lado. Las actitudes son machistas, y de nuevo, producto de un guión anacrónico, donde ni siquiera se entiende como pasaron de un cómic llamado “Valerian and Laurentine” a una película llamada Valerian y la ciudad de los mil planetas. ¿En qué momento se cayó Laurentine del nombre?

Afortunadamente y contra toda expectativa, Cara Delevingne hace el mejor papel de su carrera, lo cual no es mucho decir y al menos funciona como heroína de acción. Sí, sigue actuando de ella y sí, sigue haciendo las mismas caras, pero en este papel y a falta de un gran entendimiento sobre la personalidad del personaje en los cómics, funciona perfectamente.
No por esto dejo de pensar que un mejor casting por parte de ambos protagonistas hubiera elevado la película. No sé si eligieron a estos dos actores por un supuesto parecido o por presupuesto, pero fue una mala movida. Puntos extras para Rihanna, que logra una buena actuación en un papel que no daba para mucho.

No puedo terminar sin mencionar que me parece interesante el amplio parecido a Star Wars en momentos dados, el diseño de algunos personajes y monstruos es calcado, al igual que un par de ciudades. Me queda la duda eso sí sobre quién copió a quién originalmente y es una tarea que tengo pendiente por averiguar, pero sí hay que dejar claro que el filme no es tímido sobre este tema.

Valerian y la ciudad de los mil planetas, no es una mala película, pero tampoco es una que recomendaría a todo el mundo a ver en el cine. Un momento recurrente al verla era pensar que la película no era realmente mala, y ser detenido de golpe por una escena que hubiera hecho al Capitán Picard tomarse la cabeza. De cualquier forma, si son amantes de la ciencia ficción vale la pena verla pues el universo de Valerian es bastante interesante y expansivo y creo que me gustaría ver una secuela a pesar de todo, algo que se ve lejano en el horizonte pues le ha ido bastante mal en taquilla.

Herberth Castro

Herberth Castro

Amante de los juegos de video desde que tengo memoria. Geek general, cazador de dragones en mi tiempo libre. Y bloguero en https://www.facebook.com/BlogJugador1

Recomendado para vos

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE